Loading...

Visualización de Comentarios

Gracias por todos los numerosos y muy valiosos comentarios, que ya son más de 1000. Debido a este número tan elevado, no se pueden visualizar todos, directamente, por este motivo os avisamos que hay que pinchar en el enlace de "el más reciente" para ir a visualizar los últimos comentarios. Gracias a todos y todas por vuestra colaboración, energía y valentia.

Para cualquier sugerencia ponte en contacto con nosotros, a través de este mail:

05 julio 2010

Comunicado Oficial

Con motivo de aportar información esclarecedora sobre nuestra asociación, sus objetivos y nuestra visión de los hechos, emitimos este comunicado público:

1) En primer lugar, nos gustaría transmitir todo nuestro apoyo y cariño al grupo de personas que sigue dentro de la organización de Antonio Javier Plazas. Pedimos que la sociedad los comprenda y acoja, respetando su personalidad e idiosincrasia. Están siendo víctimas de una manipulación y explotación sistemática por parte de este falso gurú. Sentimos muy próximas a estas personas y cuentan con nuestra solidaridad y nuestro máximo respeto. Entendemos que su aislamiento social no es elegido libremente, sino la consecuencia de la acción sistemática ejercida, directa e indirectamente, por Antonio Javier Plazas para su propio beneficio. Sabemos por nuestra experiencia que el grupo está dirigido y controlado total y exclusivamente por él, que guía explícitamente cada una de las acciones, derechos personales y deberes de sus integrantes. Todas las decisiones, por pequeñas que estan sean, requieren de su consentimiento, no hay espacio para la opinión crítica o la discrepancia y si las hay seran interpretadas como una gran ofensa hacia su persona. Su organización, esta basada en la sumisión inconsciente, el pensamiento único, la manipulación, el miedo y la ansiedad magistralmente usados.

2) La Asociación Victimas de Antonio Javier Plazas - Swami Shankaratilakananda, está constituida y compuesta por personas que consideramos haber sido directa e indirectamente afectadas por las acciones del líder de la organización. Somos ex adeptos, ex alumnos y familiares de lo que consideramos una organización sumamente dañina y destructiva para la sociedad, que se ha escudado en su fachada religiosa para actuar impunemente de forma sistemática y lo que para nosotros es aún más grave, dañando y alterando gravemente la personalidad de sus miembros. Nuestros familiares, compañeros y compañeras aún siguen dentro del grupo y desde nuestro conocimiento de la entidad, pensamos que no estarán a salvo hasta la extinción de todas las organizaciones vinculadas y controladas por esta persona.

3) Entendemos que cada miembro de nuestra asociación tiene derecho a denunciar públicamente las acciones que han sufrido de forma directa, como también aquellas otras acciones de las que han sido testigos, de las cuales pueden dar buena fe. Lo habitual de una buena parte de estos hechos, es que se suelen desarrollar en el terreno de la más estricta privacidad e intimidad, lo que favorece su impunidad y dificulta su prueba y condena, más aún cuando las víctimas callan. Nos ha costado tiempo tomar esta decisión pero tras dar este paso firme no permitiremos que silencien nuestro grito de denuncia.

4) A diferencia de Antonio Javier Plazas, no tenemos nada que ocultar. No nos escondemos ni hemos rechazado dar nuestra versión a los medios o instituciones de forma abierta y espontánea. En este sentido, animamos a Antonio Javier Plazas a que haga un verdadero ejercicio de sinceridad y a que sea él, la única persona a la que acusamos, la que dé la cara ante la opinión pública o ante las instituciones de justicia en vez de delegar en sus adeptos o alumnos el trabajo que parece considerar indigno, sucio o ingrato, como es habitual en todos los aspectos de su vida. No nos cansaremos de aclarar que las acusaciones son directamente sobre su persona, no sobre el resto de integrantes de la organización.

5) Nos gustaría estar dedicando todo este tiempo a nuestra vida personal, esa que en su momento se nos negaba cuando formábamos parte del grupo, pero consideramos que tenemos un deber moral para con las personas que aún siguen dentro, así como para evitar que potenciales nuevas víctimas tengan que pasar por el sufrimiento que hemos padecido, o en el caso de los familiares, aún seguimos padeciendo. Estamos deseosos de poder demostrar ante la justicia nuestras acusaciones. Estamos defendiendo con este movimiento la libertad plena de las personas, libertad que desaparecen cuando uno entra en la organización de Antonio Javier Plazas.

6) El problema no debe ser desviado a hechos como llevar la cabeza rapada, vestir hábitos, ser monjes o pintarse una raya en la frente. Respetamos sus símbolos religiosos y su vestimenta. Respetamos sus creencias. Nuestra asociación es laica, ajena e independiente de cualquier movimiento religioso y sumamente respetuosa con todos los credos y religiones. Hay entre los componentes de esta asociación compañeros que profesan diferentes religiones o ninguna en absoluto. Hay entre nosotros hinduístas, cristianos, ateos, agnósticos, etc… La asociación religiosa y la libertad de creencia no es ninguna batalla para nosotros. Muy al contrario, acusamos a Antonio Javier Plazas de desnaturalizar una práctica milenaria como el yoga y una religión tan sagrada como el hinduísmo para llevar a cabo sus estrategias de control, abuso y manipulación para su propio beneficio y contra las personas que sanamente se acercan al grupo en busca de ayuda psicológica, de yoga o espiritualidad. Ningún manto, por sagrado que parezca, puede esconder por mucho tiempo el hedor de una ambición tan desmedida, las consecuencias de unos fines tan siniestros como los de Antonio Javier Plazas ni una realidad tan clara como que la suya es una organización MUY LUCRATIVA dedicada exclusivamente a SUS intereses personales y materiales, en la cual muchos colaboran activamente, pero de la que sólo él se beneficia.

7) Queremos aclarar que hemos iniciado nuestra denuncia pública utilizando para ello Internet por tratarse de una herramienta muy útil en nuestros días para localizar al mayor número de afectados repartidos por diferentes provincias y comunidades autónomas, incluso fuera de nuestras fronteras. Sabemos que lo habitual al salir de este tipo de grupos, es querer olvidar y tratar de normalizar la propia vida. Respetamos esta opción en aquellos que prefieren callar, pero nuestra elección es otra: entendemos que no podemos seguir permitiendo que este señor siga actuando con total impunidad.

8) Es nuestro deseo animar a familiares y afectados que estén en situaciones similares a que busquen ayuda. No están solos, hay organizaciones, gente valiosa y excelentes profesionales dispuestos a ayudarnos.

9) Este movimiento no pertenece a nadie. Pertenece a muchas personas. Es un movimiento que no se puede descabezar porque aquí no hay líderes. Es un movimiento muy joven que se ha gestado durante años de dolor y sufrimiento, en el silencio de muchas personas que ahora han encontrado un espacio de esperanza, comprensión, solidaridad y ánimo y han decidido acabar con la impunidad con la que Antonio Javier Plazas ha estado actuando durante demasiado tiempo.
EL TIEMPO DEL DOLOR EN SILENCIO HA TERMINADO.

ES PARA NOSOTROS EL MOMENTO DEL CORAJE,

LA SOLIDARIDAD, LA VERDAD Y LA ACCIÓN.


Firmado:
Grupo de afectados por Swami Shankaratilakananda - Antonio Javier Plazas

No hay comentarios:

Publicar un comentario